Chet Baker

Chet Baker

El ángel triste del jazz, el James Dean del Jazz, el monstruo o el Miles Davis blanco, como suelen llamar a Chet Baker, parecen epítetos que usaban los antiguos griegos para definir las cualidades de sus dioses y héroes. 

Y es que la vida de este trompetista, cantante y músico estadounidense fue épica: los dioses dieron a este hombre talentos únicos, pero también una experiencia de vida que se debatió entre las sombras, las adicciones y los tormentos. 

La música que hizo Chet Baker es una auténtica e ineludible muestra del mejor estilo de jazz llamado cool, o conocido también como el west coast jazz de la primera mitad del siglo pasado. Para los amantes del jazz, Baker es uno de los exponentes más importantes tanto del estilo como del género: una voz singular, intimista, de melodías suaves y lastimeras, que sin duda cautiva a cualquiera. Su vida y legado, para cualquier colección de jazz, merecen estar en el podio.

BIOGRAFÍA

Chet Baker tuvo un nombre real: Chesney Henry Baker Jr. Nació en Yale (Oklahoma) el 23 de diciembre de 1929 y murió en extrañas circunstancias en Ámsterdam (Países Bajos) el 13 de mayo de 1988. Su infancia fue fugaz y sin demasiadas grandilocuencias: una madre que trabajaba en una perfumería y un padre aficionado a la guitarra que lo inició en el trombón, aunque terminó por comprarle una trompeta porque el trombón era demasiado grande para él.

Los inicios musicales del ángel triste del jazz se remontan a los concursos de canto en los que participó en la escuela y en la iglesia y sus coros. Después de prestar servicio militar y de tocar en la 298th Army Band de Berlín, Chet Baker regresa a Estados Unidos y se registra en El Camino College de Los Ángeles. Allí estudia armonía y teoría musical, aunque luego se retira de este instituto por no cumplir algunas de sus expectativas. Después de enrolarse de nuevo al ejército, donde participa en la Sixth Army Band en San Francisco, Chet Baker se dedica exclusivamente al jazz. 

Como la gran mayoría de los jazzistas de la época, la carrera de Baker se hizo a base de actuaciones en bares y locales de jazz. El salto a la fama y su reconocimiento inmediato se producen cuando participa en una audición de trompeta para el mítico Charlie Parker y este, sin dudarlo, lo contrata como músico acompañante. De gira con Parker, surge entonces la época donde se afianzan no solo sus capacidades e influencias musicales, sino también las adicciones, y en la que también tuvo la oportunidad de compartir experiencias con músicos legendarios como Stan Getz o Gerry Mulligan. 

New Releases

Product added to wishlist